CURSO 2019-2020

Llega el comienzo de curso este lunes 2 de septiembre…

edu 6

Anuncios

ESTUDIAR EN VACACIONES

Hay cierta incertidumbre entre las familias acerca de las ventajas o desventajas de estudiar en vacaciones.

Algunas personas creen u opinan que los niños y niñas tienen que desconectar para recargar energías con vista al próximo curso. Desde luego, todos necesitamos desconectar y el verano es una época que invita al descanso y al ocio, ambos importantes para desarrollar la creatividad, las habilidades sociales o la relajación.

Sin embargo, leer un buen libro o hacer actividades de repaso, tanto del curso anterior como de aprendizajes básicos que necesiten refuerzo no tiene por qué ser una tarea estresante, se puede normalizar y convertirla en una actividad eventual de verano, asi como crear o colorear mandalas, leer revistas de entretenimiento infantil, etc. El secreto está en no convertir el estudio en una tortura.

Por supuesto que un verano sin libros ni deberes también es un verano de aprendizaje. Se aprende viajando, se aprende jugando, cocinando y organizando actividades de ocio, etc. Por lo tanto, las dos opciones son igualmente válidas, siempre y cuando, tanto una como otra se piense en favor del momento y desarrollo da cada niño o niña. Es decir, ponderando las emociones y vida social del niño y niña sobre todo el tiempo compartido en familia.

 

 

Cómo organizarnos para superar el SEGUNDO TRIMESTRE

Como todos los años, el segundo trimestre nos recibe después de las navidades, las cuales nos han relajado y por supuesto “desconectado de la atención y concentración de los exámenes”. Si a esto le sumamos los cambios estacionales, que traen días más largos y templados;  tenemos varios aspectos a los que adaptarnos para un trabajo constante, estratégico y concentrado.

El segundo trimestre es más corto, y en un abrir y cerrar de ojos se termina, por eso, es aconsejable planificar por adelantado los temas que se trabajarán durante el mismo y, con tiempo, empezar a leer y realizar los mapas mentales de los temas que podemos adelantar por nuestra cuenta. Dejando, de esta manera, para los últimos días (generalmente de exámenes) los aprendizajes que necesiten explicaciones y ayuda. Así, tendremos la mitad del trabajo asimilado con lo cual los días de evaluaciones sólo nos quedarán los repasos de ejercicios y simulacros de exámenes.

No debemos olvidar que para poder llevar esta tarea con eficacia es importante acompañar el trabajo académico con una buena gestión emocional.

CÓMO CRECEMOS CON LAS DIFICULTADES

 Érase una vez una hija que vivía con su padre, y siempre se estaba quejando sobre las dificultades y adversidades que se le presentaban. Estaba cansada de luchar, no sabía cómo salir adelante y quería tirar la toalla.

 

Un buen día, su padre, que era cocinero, decidió llevarla a su trabajo. Llenó tres ollas de agua y en una añadió una zanahoria, en otra añadió huevos, y en la tercera granos de café. Las puso a hervir sin mediar palabra, ante la mirada atónita de su hija que se preguntaba qué estaba haciendo.

 

Transcurrido un tiempo, apagó el fuego y sacó los ingredientes. Le preguntó a su hija qué veía, a lo que ella respondió obviamente “una zanahoria, huevos y café”. El padre le pidió que los tocara. Entonces la niña cogió las zanahorias y se dio cuenta de que estaban blandas, mientras que el huevo, al romper su cáscara lo notó duro. Finalmente tomó los granos de café que mantenían su forma y textura y los olió disfrutando de aquel aroma intenso.

 

Su padre le explicó que los tres ingredientes habían sido sometidos a la misma prueba, el agua en ebullición, y sin embargo cada uno de ellos había reaccionado de forma distinta: la zanahoria que en un principio era dura se había vuelto flácida, débil, mientras que el huevo, cuyo aspecto inicial era delicado se había endurecido. Los granos no habían variado, sino que su fortaleza había hecho cambiar el estado del agua dejándola con más sabor. Finalmente, el padre pidió a su hija que reflexionara con cuál de los tres elementos se sentía identificada frente a un problema.

 

 MORALEJA:

Ante las dificultades de la vida debes convertirte en ese grano de café que reacciona de forma positiva, que no huye de los problemas ni se deja vencer, sino que gracias a su fortaleza, valentía y coraje consigue que las cosas mejoren.

 

INTELIGENCIA EMOCIONAL PARA MADRES Y PADRES

 

12 HERRAMIENTAS PARA EQUILIBRAR NUESTRO ESTADO EMOCIONAL Y ENCONTRAR SOLUCIONES “SOSTENIBLES”

PRACTICAR LA CALMA Y MANTENERLA AÚN EN LAS SITUACIONES MÁS ESTRESANTES E INJUSTAS practicando respiraciones profundas, conectando con las sensaciones del cuerpo y utilizando el poder de la mirada sostenida y apacible

    1. ESCUCHAR NUESTRA VOZ Y UTILIZARLA PARA ACERCAR, EN VEZ DE ALEJAR para establecer un vínculo sano comenzar por utilizar  PALABRAS POTENCIADORAS (pero no para manipular) para reconocer las fortalezas de tu hija o hijo. En cuanto a las órdenes y reglas, siempre tienen que ser claras y precisas (solo 1 o 2 por vez) y sin retahíla. NUNCA levantar la voz para controlar (se convierte en una pérdida de energía y eficacia). Es más eficaz la voz pausada y sin subirla ni bajarla  
    2. USAR EL ESPACIO ARMONIOSAMENTE observando cómo te acercas o posicionas frente o al lado de tu hija o hijo… sin invadir su espacio, pero con seguridad, esto transmite confianza y liderazgo, aporta raíces a tu carácter y permite que la otra persona pueda confiar también en ti.
    3. PRACTICAR LA OBSERVACIÓN de diferentes aspectos de la manera de relacionarse (mías y del otro) -Palabras que utilizo habitualmente y su efecto – Emociones que provoco o que me producen las acciones de mi hijo o hija -Acciones que acercan y acciones que alejan.
    4. VISUALIZACIÓN de nuestro hijo o hija creciendo feliz y en armonía…siguiendo la ley de Pigmalión “ Si creemos que lo conseguirá, encontraremos la forma de que lo haga, y si creemos que no lo hará, también encontraremos la forma de que no lo consiga” …como decía Einstein “La imaginación es más potente que el conocimiento” y la mente sirve para adelantar el camino…
    5. ORDENAR SISTEMÁTICAMENTE saber qué lugar ocupa cada uno dentro de la familia y mantener cada uno en su sitio
    6. CONECTAR Y PASAR TIEMPO EN LA NATURALEZA en silencio, caminando por la playa, abrazando un árbol, caminando por la hierba…
    7. CREAR ANCLAJES con pinturas, mandalas, piedras
    8. EQUILIBRAR LOS ÁMBITOS PERSONALES el queso de la vida (incluir el yoga o meditación o Tai Chi)

 

  • ELABORAR UNA CUENTA DE BANCO EMOCIONAL

 

  1. ESCRIBIR UN DIARIO EMOCIONAL personal o familiar
  2. TRABAJAR CON LAS PLANTAS sembrando y cuidando y compartiendo momentos de siembra y cosecha

CONCEPTO DE EDUCACIÓN SOSTENIBLE

La Educación Sostenible tiene como características la interrelación de aspectos que aportan las bases para que el individuo gestione sus proyectos personales de manera eficiente y también para que sepa convivir en sociedad participativamente.

Uno de estos aspectos es que interviene holísticamente en lo ámbitos cognitivos, socioafectivos, motrices y éticos de modo que el desarrollo de uno de esos ámbitos conlleva también una mejora en los otros.

Implica que tanto la metodología utilizada, como los recursos y la organización benefician a todos los actores del proceso de enseñanza-aprendizaje, niñas y niños, padres y madres, docentes, centro, pues, lo que es bueno para unos es bueno para todos.

Conlleva el desarrollo de competencias básicas que consecuentemente desarrollan la autogestión, ya sea de sus aprendizajes como de su emociones, relaciones sociales y en la confianza para proyectar su vida y conseguir los propósitos.

Además, supone que las habilidades y destrezas adquiridas pasan a formar parte del bagaje personal de cada uno y una y pueden extrapolarse a nuevas situaciones.

Por último, asegura que tanto los aprendizajes como los recursos y habilidades que son beneficiosas a corto plazo, lo son también a mediano y largo plazo.

Cómo realizar una una lectura eficaz

Para leer comprensivamente es importante avanzar paso a paso.

  • Realiza primero una exploración en el tema, como si buscaras pistas con una lupa (conviértete en Sherlock Holmes), no hace falta leer más que los títulos, las palabras resaltadas y detenerse en las imágenes y los gráficos.
  • Luego realiza una “lectura veloz” y subraya las palabras desconocidas. A continuación, busca su significado en el diccionario, así tendrás una idea más precisa de cada párrafo y del tema en general.
  • Ahora realiza una lectura lenta, imaginando lo que lees como si fuera una película con todos sus detalles, mientras haces esto, selecciona con un círculo las palabras claves (éstas serán las que tendrás que utilizar en el examen por lo que es muy importante que puedas definirlas).
  • Separa los párrafos con llaves y escribe un título a cada uno.
  • Convierte los títulos en preguntas (y si lo haces también con cada párrafo ya tendrás un simulacro de examen listo) además estarás trabajando el pensamiento reversible.
  • Con los títulos y las palabras claves elabora un mapa mental de cada apartado del tema, para ello utiliza imágenes, gráficos, colores, iconos, etc. Si lo haces con todo esto, estarás utilizando tu lado derecho del cerebro, el lado creativo, que junto al lado izquierdo te ayudarán a relacionar mejor esta información, a guardarla y luego a recuperarla cuando lo desees.