ACTIVIDADES PARA TRABAJAR EN CASA

Gramática-lengua  <<< Ejercicios

Matemáticas-Primaria >>> UNIDAD DE MEDIDA

 

A partir de experiencias como una enfermedad o situación en la que se deben suspender las actividades fuera de casa, una se da cuenta de lo poco acostumbrado que se está a la lentitud, a organizar con tiempo las rutinas necesarias para el día a día, a fin de poner la mente a trabajar en un orden más flexible tal vez, pero que nos permita disfrutar de la calma sin sentir que nuestra vida se ha detenido y que el total de posibilidades (por las que antes hemos luchado) se convierte en una especie de aburrimiento por no saber qué hacer, dónde empezar, o afrontar lo que, por falta de discernimiento, se convierte en un caos.

Además de la lectura, los juegos de equipo, sopas de letras… es muy enriquecedor cocinar, hacer repostería, manualidades, dibujo, pintura, cerámica, etc. Es más, para quienes necesiten instrucción porque no tienen ideas ni experiencias, existen tutoriales en youtube de todo lo que se pueda buscar. Así que no hay excusa a la hora de organizar un par de semanas de estancia en casa. Podemos convertirlo en un caos o en una oportunidad de explorar y practicar temas o actividades que en la vida diaria no se tiene.

Tampoco es preciso dejar de lado la actividad física ya que podemos practicar ejercicios en una alfombrilla, que pueden ir desde yoga o pilates hasta aerobic. De esta manera, además de oxigenar los pulmones, ejercitamos nuestros músculos y nuestra mente produciendo endorfinas que contribuyen a mantenernos con un ánimo positivo.

Por ejemplo, dividir el día entre mañana y tarde y además de las comidas,  higiene limpieza, poner una rutina para las mañanas y otra para las tardes nos ayuda a pasar más tranquilas y rápido el día y terminar la jornada con la sensación de plenitud utilizando las horas del atardecer ya para irse relajando con una buena peli o libro.

Habrá personas  que por ser más pragmáticas o metódicas no necesiten este tipo de funcionamiento, ya que debido a esas características, se adaptan sacando recursos de cada situación y potenciando las oportunidades nuevas que surgen con creatividad.

Sin embargo, cuando hay niñas y niños en casa, es sumamente útil organizar las rutinas matutinas como las de tarde, ya que para ellos es muy estresante estar en un sitio cerrado varios días improvisando las actividades, luchando contra el aburrimiento y tratando de mantener una convivencia armoniosa. Por ello, es mucho más eficaz, organizarles las rutinas con flexibilidad por supuesto y dejarles también sus momentos para su libre actuación, de manera que la valoren, aprovechen y disfruten.